viernes, 4 de septiembre de 2009

Bendito




Bendito el lugar
y el motivo de estar ahí.
Bendita la coincidencia.
Bendito el reloj
que nos puso punto a la i.
Bendita sea tu presencia.
Bendito Dios
por encontrarnos en el camino
y de quitarme esta soledad
de mi destino.
Bendita la luz.
Bendita la luz de tu mirada.
Bendita la luz de tu mirada
desde el alma...
(Maná)

1 comentario:

kat dijo...

Que bonita letra, la foto me ha recordado una tradición de donde vivo, donde se bendicen unas cocas adornadas con flores...
Besos Peter