lunes, 1 de diciembre de 2008

brumas

... y tras la noche húmeda,
llegó la niebla con sus lágrimas de rocio,
esperaré a que el sol llene tus ojos de amanecer.

4 comentarios:

george dijo...

uf que sensación de frío me produce esta foto Peter y más estos días que esta apretando de lo lindo, buen disparo.
Un abrazo

ElSinTierra dijo...

Preciosa.

Un saludo

haideé dijo...

Los momentos mágicos, cuando la niebla reposa sosegada en el valle, esperando la llegada del sol para alzarse libremente evaporada...¡qué belleza!... "esperaré a que el sol llene tus ojos de amanecer", me encantó...:)
Un abrazo

Kat dijo...

Que preciosidad, la foto y el texto...,
para sentarse a esperar que pase la niebla y el sol brille en esos ojos...
Besos